Las “junturas naturales” del internacionalismo

PartesVaca

Propuse para iniciar uno de los debates del grupo algo muy abstracto: la Comunidad Hispánica y el internacionalismo. No levantó pasiones el asunto, he de reconocerlo. Entonces decidí buscar un punto de apoyo más gráfico, necesitaba un <<real torcedor>> -en expresión de Gracián- que me ayudase a dinamizar al foro en dicho tema. Se me ocurrió dar un nuevo enfoque al tema relacionándolo con Podemos. Aunque lo último que quería era entrar en un debate de baja estofa sobre el nuevo sujeto político español. Quería pensar contra Podemos desde un punto de vista crítico, y pensando contra Podemos, respaldarlos al tiempo contra el pensamiento reaccionario y fundamentalista de la derecha garbancera. Estaba en esa búsqueda cuando encontré un debate en el programa Fort Apache -que parece ser el think tank del grupo donde se cuece cara al público la líneas internas de pensamiento- en el que se desata una discusión de lo más interesante: acción política nacional o internacional.

El internacionalismo y las dos “corrientes” de Podemos

cuadro

El programa se colgó en youtube el 9 de julio y trata sobre el impacto del Brexit en la Unión Europea. Pero el debate interesante lo plantea Pablo Bustinduy, hijo de la que fuera ministra de sanidad de Felipe González, Angeles Amador, además de diputado y portavoz de exteriores de Podemos, en el minuto 32 del programa: fija Bustinduy una posición de acción política internacionalista -que parece constituirse en una línea política dentro del podemismo-, para plantar batalla a los designios de la troika y la política neoliberal de la UE es necesario un sujeto político europeo que desborde los conceptos viejos de la acción política en el Estado-nación. Frente a esta posición reacciona (con cierto acaloramiento, lo que demuestra que no todo es paz y armonía en Podemos) Manuel Monereo, también presente en el debate, postulando la estrategia de la vuelta a lo Nacional-popular: Monereo defiende que otra “Europa es posible”, pero ha de ser una “Europa de los pueblos”. En el rifi rafe Bustinduy critica esta línea política acusándola de “repliegue nacional” y poniendo como ejemplo el fracaso del referéndum griego, esta estrategia que apoya Monereo sería la del presidente griego Alexis Tsipras (cuando mienta a Varoufakis en el debate las palabras de Bustinduy destilan una acidez notable). Una nueva carga de Manuel Monereo, más combativa, esta vez con apoyo de otro contertulio, Javier Couso -hermano del camarógrafo asesinado en Irak, José Couso-, insiste en que el planteamiento de Bustinduy es lo que viene fracasando en la izquierda desde los años 90´s del s XX y que es la vuelta a las posiciones Nacional-populares coordinadas desde el euroasiatismo (una posición geoestratégica partidaria de la unión del continente contra la placa anglosajona).

Jorge Verstrynge estaba presente en el debate y participó poco en la discusión, aunque era evidente del bando que se ponía; ya que él es uno de los grandes valedores del euroasiatismo. Pero es la intervención de Pablo Iglesias -que funge de moderador en los programas pero en realidad marca “línea editorial”– la que se inclina por las tesis de Monereo y Couso, es decir, por las de Verstrynge. Dice Iglesias que Bustinduy puede tener razón en el diagnóstico general enlazándolo con una crítica de Antonio Negri muy parecida pero matiza que los espacios de poder institucionales siguen siendo nacionales, y que ni Negri ni los italianos han conseguido articular un “sujeto político europeo”. En ese pequeño parlamento Iglesias se inclina por la posición de Verstrynge y parece enmendar la postura de Bustinduy, tradicional socialdemócrata europeísta (Bustinduy es de quien es), por la de una especie de nacional-bolchevismo suavizado en la línea Verstrynge.

El gozne de un siglo

barbara-klemm-muro-620x400

El debate es de por sí muy interesante, porque nos sitúa en estos tiempos extraños en los que nada claro. El s. XX no acaba de morirse del todo y el S. XXI está en mantillas. Estos tiempos son como el gozne de una puerta, el punto sobre el que giran las instituciones para pasar de un siglo a otro. Nuestro camarada Héctor Ortega no se cansa de repetir en el  grupo de análisis que lo ocurrido en 1989 va más allá de la caída del Gran Muro de Berlín y del “socialismo” o el “autoritarismo”, como no se cansa en remachar una y otra vez la propaganda neoliberal globalista. Habría que plantear que 1989 es el cierre y el broche a lo que comienza en 1789 con la aparición del Estado-nación. La URSS lleva al límite el programa jacobino de Robespierre, lleva al límite el Estado-nación y tras su caída, con la imposición mundial de la globalización americana y su agotamiento entre 2001 (en España en 2004 con el 11M) y 2008 ( de la caída de las Torres a Lehman brothers), se está abriendo una nueva forma de sujeto político que aún no podemos distinguir bien porque estamos, como el Fabrizio Longo de la Cartuja de Parma, en medio del fragor de la batalla política y no sabemos muy bien en qué dirección exacta van las cosas. Aunque, a medida que entra el siglo,  va haciéndose menos espeso el humo de los mosquetes y ya empezamos a distinguir algunas transformaciones sobre el campo de batalla .

Nuestro internacionalismo y la placa iberoamericana

Ibero-America_(orthographic_projection).svg

Nuestro diagnóstico es claro: No estamos con ningunos de los dos bandos. Rechazamos la posición de Bustinduy porque plantea un internacionalismo que Gustavo Bueno clasificaría como metamérico (meta, del griego más allá, y meros partes) es la vieja crítica del  de que Europa es una biocenosis en la que no se puede dar ningún internacionalismo. El ejemplo es siempre el mismo: la I Internacional planteó la unión de los obreros del mundo frente a la burguesía internacional, pero fracasó cuando éstos últimos se enclasaron con sus respectivas naciones y sus oligarquía nacionales frente a otros obreros que se alinearon a sus burguesías. En Europa siempre que se ha planteado este tipo de ideales siempre han fracasado en las guerras y la acción del Estado-nación como “sujeto político“. Parecería entonces  que nuestra posición estaría más con lo Nacional-popular y el verstryngismo que impera en Podemos. No, tampoco compartimos esa posición porque nos parece que el Nacional-populismo es una evolución de la derecha benoista francesa (ver el análisis de José Andrés Fernaández de Leost) -no olvidamos los orígenes intelectuales de Verstrynge- y no creemos en el internacionalismo euroasiático.

Somos partidarios de un internacionalismo diamérico –en terminología Gustavo Bueno-, un internacionalismo a través de las partes. Creemos que es posible llegar a una fuerza política internacional que se enfrente al mundo neoliberal del norte. Pero para ello hay que plantear el internacionalismo desde unas coordenadas muy particulares que formulen las uniones nacionales correctas. Aplicando aquella reflexión socrática de que el carnicero no despedaza el animal de forma aleatoria sino que busca las “junturas naturales”, busca los bordes por los que se dividen las diferentes piezas de la res y ahí es donde hunde su cuchillo, así deberemos olvidarnos de todo europeísmo y promover la articulación de aquellas naciones que constituimos una Comunidad. Recordamos a Pérez Prendes en el Discurso al Comunidad Iberoamericana que aquí colgamos:

Se trata de, una vez asumido el espíritu específico que hace ser Comunidad al mundo Iberoamericano, presentar tal rasgo fuera, e infundirlo dentro; de practicar el iberoamericanismo como voluntad de norma ética. Es un combate difícil y diversificado, que se prolongará por los siglos.

En lo que también coincidía el filósofo Gustavo Bueno en su obra “España frente a Europa”:

Sólo la <<Comunidad hispánica>> podría preservar a España de terminar siendo subsumida como un mero componente de la Unión Europea, sobre todo en el caso de que los españoles llegasen a alcanzar, durante algunos años, la condición de <<consumidores satisfechos>>, anegados en la alta calidad de vida.

A pesar de que algunos seguidores de Gustavo Bueno interpreten que no existe Comunidad Iberoamericana o hispánica -tal vez le falsearon los textos a don Gustavo al imprimirle el libro-, parece claro que sí hay una vía la internacionalismo reconocida por los maestros, que hay una posibilidad de concatenar una serie de estados, como perlas que se enhebran en el hilo para formar un collar, capaces de generar un espacio en el que se pudiese implantar un socialismo de nuevo género, pluralista  y generador. Un espacio internacional capaz de generar una posición ante el mundo como la que enunciaba Pérez Prendes:

Si ante un mundo absorbido por un enloquecido desarrollo tecnológico, convencido de que es progreso la posibilidad de destruirse desde las estrellas, poseído de una convicción que le lleva a montar cualquier proyecto <<cultural>> sólo desde un análisis que augure un buen rendimiento económico, no hay un grupo de mujeres y hombres que puedan definirse por su capacidad de invertir esos planteamientos y preguntarse, no ya cómo hay que emplear la bomba atómica, sino si tiene algún sentido haber llegado a inventarla. Si ese grupo no existe, difícilmente se puede apostar por el ser humano.Si algo puede dar Iberoamérica al mundo es su modo de verle, su modo de vivirle frente a los que sólo se plantean la posibilidad de explotarle y consumirle.

Animamos a los más jóvenes desde este humilde blog a emprender ese camino, pero a emprenderlo con prudencia y diferenciando bien las “junturas naturales”; la escala adecuada desde la que abordar tal empresa. El mapa es tan importante en esta aventura como el ímpetu, ya que un mal paso se pagaría caro. Ánimo y a ello.

 

H. F. Felguerinos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s