Lampedusa.cat

Captura de pantalla 2018-03-29 a las 18.45.34

Contaba Roman Riquelme de Mauricio Macri, cuando todavía era presidente de Boca, que decía de él «que era muy inteligente» para desactivarlo, para tener a la gente en guardia.

Ahora en España está pasando lo contrario. Los periodistas tratan a algunas personalidades de tontas  -como mejor le gusta pasar desapercibido al diablo- para así activarlas y que puedan disponer de mayor número maniobra de movimiento.

Conversas inocentemente con la gente y te cercioras de como los del bando de la Generalitat piensan que su enemigo Rajoy es tontito, mientras que los del bando del Gobierno de España están convencidos de que los dirigentes de la Generalitat han entrado en una espiral de locura.

Anuncios