El baciyelmo: La elipse electromágnética, un esbozo

dq4002

La Fundación Gustavo Bueno se dio prisa en intervenir, y a tomar partido de paso, en la reciente polémica intelectual que azota España desde las librerías.

Polémica generada por el profesor José Luis Villacañas con la publicación de «Imperiofilia y el populismo nacional-católico» como respuesta al libro de Elvira Roca Barea «Imperiofobia y leyenda negra»

La FundaciónGustavo Bueno no ha dudado en afirmar que toma posición por Roca Barea, y afirma que sus tesis son una posición «galeata» que procede del FIlomat. A tal afirmación respondemos dialécticamente desde Repúblico Hispano

 

 

Ivoox: https://www.ivoox.com/1-el-baciyelmo-la-elipse-electromagnetica-esbozo-general-audios-mp3_rf_40144762_1.html

 

Hugo Felguerinos

Consideraciones sobre «El marxismo y la cuestión nacional española» de Santiago Armesilla

Captura de pantalla 2019-08-19 a las 12.57.19
Santiago Armesilla sentado a la izquierda de Gustavo Fernando Bueno, en pie y con la obra en la mano, en la conferencia de presentación del libro en la Fundación Gustavo Bueno

[Reproducimos el artículo que Héctor Ortega -miembro de Repúblico Hispano- publicó en El Viejo Topo en el que se tritura la obra de Santiago Armesilla (presentada en la Fundación Gustavo Bueno) que lleva por título «El marxismo y la cuestión nacional española»]

“En mis obras acerca del problema nacional he escrito ya que el planteamiento abstracto del problema del nacionalismo en general no sirve para nada. Es necesario distinguir entre el nacionalismo de la nación opresora y el nacionalismo de la nación oprimida, entre el nacionalismo de la nación grande y el nacionalismo de la nación pequeña.” Acerca del Problema de las Nacionalidades o sobre la “autonomización”, Lenin 31/XII/1922 “Nacionalismo burgués e internacionalismo proletario: tales son las dos consignas antagónicas irreconciliables, que corresponden a los dos grandes campos de clase del mundo capitalista y expresan dos políticas (es más, dos concepciones) en el problema nacional.”. (Lenin -Notas críticas sobre la cuestión nacional. Pág. 13)

Santiago Armesilla ha escrito un libro ambicioso, complejo, denso, con multitud de variables en las que se remueven gran cantidad de ideas filosófico-políticas. El autor trata de tomar partido e indicar caminos a través de uno de los temas que han vuelto a la actualidad, y uno de los temas de nuestro tiempo: el nacionalismo, con especial referencia a España. Creo, no obstante, que muchos de los argumentos del libro son incoherentes e idealistas, y que el autor tiende a buscar en la literatura que referencia argumentos para justificar sus apriorismos, sin abordar una verdadera aproximación inductiva a los temas que aborda. Seguir leyendo “Consideraciones sobre «El marxismo y la cuestión nacional española» de Santiago Armesilla”

Meditaciones de un viejoven español en tierras hispanoamericanas

Había un muchacho con un traje de verano amarillo claro, de corte anticuado, una corbata púrpura y un panamá con el ala medianamente levantada, que sobresalía de entre todos los demás por su voz chillona. Pero apenas Aschen- bach lo hubo mirado con cierto detenimiento, se dio cuenta, no sin espanto, de que se trataba de un joven falsificado: era un viejo, sin duda alguna

Thomas Mann, «La muerte en Venecia»

Hay algo sórdido en enmascara la vejez bajo falsos plumajes de juventud. Es ese desagrado de Gustavo Aschenbach, el protagonisa de «La muerte en Venecia» al encontrarse con un viejo petimetre revoloteando alrededor de jovencitos que lo toleran con un punto de displicencia. La novela va de eso, de la decrepitud, que es no aceptar la propia vejez, el final de la existencia, ante el deslumbramiento de una juventud que por mucho que la deseemos ya no la podemos alcanzar. Seguir leyendo “Meditaciones de un viejoven español en tierras hispanoamericanas”

España, nación fraccionaria II: Anquilosamientos

“Incluso cabría sostener, en general, la tesis de que los autologismos más fecundos sólo pueden tener lugar en sujetos que han experimentado en su evolución personal rupturas, revoluciones o conversiones que los hayan obligado a una reconsideración crítica de las pruebas de las antiguas posiciones y de las nuevas; un autologismo que consistiera en ser una reiteración monótona del mismo esquema del juicio o razonamiento podría ser indicio más de anquilosamiento que de coherencia viva”

Gustavo Bueno

“Al contrario, a Marx el nacionalismo se le representa como la negación de la universalidad. En su estrategia no cabe el sionismo. […] Alguien ha escrito que en el sionismo y en la diáspora estaban prefiguradas las dos formas políticas fundamentales, a saber: el nacionalismo y el cosmopolitismo. Dos figuras poderosas que acompañan al judío y que siguen ahí, inasimilables e inevitables, desafiando la reflexión política contemporánea”

Reyes Mate

Ahora que estamos asistiendo a la cristalización por convergencia institucional y estival de parte de la Escuela de Oviedo con los liberales de corte anglosajón mezclados con viejos conservadores “castellanistas” (que viene a ser como el carlismo de la corte), entre ellos, autores adscritos a un marxismo nacionalista sui generis (o como diría Lenin: socialchovinista), nos proponemos comentar algunas de las cuestiones que nos chirrían en estas adhesiones ideológicas. Esta trayectoria común se puede consultar fácilmente siguiendo los distintos cursos que nos ha dejado el verano, como puedan ser el de la Universidad Europea Miguel de Cervantes -en la órbita de Ciudadanos y de críticos liberales del PP-, o en la XI Escuela de Verano de la Fundación DENAES -laboratorio de ideas de VOX-, así como las intervenciones mediáticas en Intereconomía, Libertaddigital, ABC, La Razón o Posmodernia, medios que en vida de Gustavo Bueno le dieron tan poca presencia, por no decir que de alguno fue echado literalmente – por ejemplo, de Intereconomía por decir cosas como que “más basura que la bolsa de valores no se puede imaginar-.

El nacionalismo español no es unívoco, son distintas corrientes las que lo nutren y desde distintas posiciones ideológicas, lo mismo que ocurre dentro de los nacionalismos irredentos o fraccionarios. Sin embargo, nos vamos a referir principalmente a una corriente, en concreto, la tradicionalista-liberal (no la anarco-liberal, aunque se dan bastantes contactos) que busca cambiar la identidad española, al pretender que una parte histórica anegue al todo. Para ello basándose en un modelo de Estado-nación extraño a nuestras instituciones, erigirán como presupuesto ideológico el modelo político francés, con toques del inglés. Con ello pretenden realizar una transformación (por holización) del resto de las comunidades constitutivas del Estado para, así, transformarlas en un único y uniforme tipo de sociedad. Este planteamiento, según nuestra perspectiva, adolece de una simplificación extrema, pues el conjunto (anatómico) se construyó sobre comunidades heterogéneas que fueron confluyendo y homogeneizándose hacia el exterior, pero mucho menos hacia el interior, como pretenden los que defienden una perspectiva jacobina actualizada. Será objeto de otros trabajos el analizar la pluralidad institucional, la etnocofiguración y la morfogénesis de la sociedad histórica española, tanto desde la prehistoria a la antigua, como las periodizaciones medieval, barroca y contemporánea, entre las que existen grandes discontinuidades, como es bien sabido, sobre todo institucionalmente. Seguir leyendo “España, nación fraccionaria II: Anquilosamientos”

Zollverein (Unión Aduanera) Hispanoamericana

hmc-mapa-hco-unificacion-de-alemania-el-zollverein

El Zollverein (o Unión Aduanera Alemana) consistió en la supresión de aranceles en una extensa región de la centro-Europa germana alrededor del Estado de Prusia. En su inicio en 1834 comprendía 25 estados y 26 millones de habitantes. El contexto de esta unión es el ambiente inestable de la Confederación Germánica de mediados del siglo XIX y en especial la fricción de este conglomerado de pequeños y medianos estados teutones y adyacentes situados alrededor de los dos polos atractores de esta región: Prusia y Austria. Con programas políticos antitéticos en la mente de cada una de estas potencias, Prusia a favor de una “Pequeña Alemania” que pivotase bajo su tutela y Austria de una “Gran Alemania” que debía contar con todo el bagaje del Imperio Austrohúngaro, surge este plan en principio económico que desembocaría en una futura unión política (el Norddeutscher Bund). Prusia da este paso en el inicio de una coyuntura económica favorable, que catapultará a la zona a una de las primeras posiciones entre las economías capitalistas del mundo, para acabar superando incluso a la locomotora e iniciadora de la revolución industrial, Inglaterra.

Esta unión aduanera sirve a Prusia para formar un verdadero Hinterland a su alrededor que posteriormente la igualará y provocará una realimentación entre los distintos estados, con un equilibrado contrapeso entre regiones agrícolas, mineras e industrializadas. Catalizador de este ascenso es, sin duda, el trazado del ferrocarril realizado alrededor de Prusia. Alejándose de itinerarios iniciales hacia Austria e Italia, se comienzan a reforzar trayectos de lo que posteriormente constituirá el mercado interior alemán. Esta transformación típica en el eje radial del espacio antropológico, acción realizada por el hombre sobre un contenido impersonal de su entorno, configura la capa basal de la sociedad política que se está formando en este área, sociedad política que se alcanzará junto con otros elementos, algunos de los más destacados son: la lengua común hablada por los estados que forman la unión, este elemento se encuadraría en el eje circular del espacio antropológico, y la religión, perteneciente al eje angular. Es importante también el factor del trazado ferroviario en cuanto, a la vez que realiza su labor constructiva de la sociedad política, impide y obstaculiza el correspondiente asentamiento del imperio austríaco en esta zona. Esto se puede apreciar en la tardía conexión entre las capitales del Zollverein prusiano y las distintas capitales del imperio Austrohúngaro. El siguiente paso a realizar tras el trazado ferroviario viene de manera consecuente con la institución de la moneda común que será el tálero de Prusia en detrimento del florín austríaco. Nuevas maniobras para dejar fuera de juego al rival austriaco serían, como repetidas veces ha ocurrido en la biocenosis europea con los pactos a dos para perjudicar a un tercero, la alianza de librecambio con Francia, contra la que Austria, definitivamente perdida la lucha por el control de la zona centroeuropea, únicamente puede protestar. Seguir leyendo “Zollverein (Unión Aduanera) Hispanoamericana”

Hispano soy y nada de lo hispánico me es ajeno

flota-indias

Una pequeña revolución ha supuesto para este blog la publicación del último artículo ( Anglobalización, y aún queda la segunda entrega) de Héctor Ortega. Y un pequeño incendio en el entorno de la Fundación Gustavo Bueno, cuyos miembros nos acusan por mensajes en las redes sociales de idealismo. En el foro de Repúblico Hispano hemos tomado como lema la frase de Terencio que tanto repitiese el filósofo Gustavo Bueno «hombre soy y nada de los humano me es ajeno», pero parafraseándola a la hispánica manera «hispano soy y nada de lo hispánico me es ajeno». Un lema que está en perfecta consonancia con el «espíritu» de la filosofía de Gustavo Bueno; una filosofía hecha en español que desborda el hecho peninsular y se pretende como filosofía que puede dar una visión del mundo desde un determinada plataforma. Hay que recordar que la españolidad es interpretada desde las páginas de  España frente a Europa como una forma de «estar» -no de «ser»– ante el mundo.

Los hechos de México provocaron que yo me atreviese a escribir en algunas redes sociales que antes que definirme como español me definía como hispano, cosa que nuevamente alteró a alguno de los seguidores fundamentalistas de los postulados de la Fundación Gustavo Bueno que me mandaron mensajes afeándome la proclama. Tras el artículo que publiqué sobre las nuevas tecnologías (La urdimbre del siglo XXI: la disolución nacional y las nuevas tecnologías) y sus consecuencias en las figuras política del siglo XXI -un artículo que viene a concluir que la redefinición de coordenadas producida por la malla digital pone a los Estados canónicos europeos en una crisis que se encamina hacia lo terminal; el caso de Francia es la prueba fundamental de esta crisis-, la proclama era de una lógica aplastante. Seguir leyendo “Hispano soy y nada de lo hispánico me es ajeno”